miércoles, 22 de septiembre de 2010

TEMA 27: Aprendiendo a estudiar





Estamos aprendiendo todo el tiempo, aprendemos de lo que vemos, oímos, leemos, de lo que nos pasa y también de los demás. Hoy conocerás algunas técnicas para recordar, analizar y sintetizar información, lo cual te puede ayudar tanto en los estudios como a comprender mejor la realidad y a estar preparado para los nuevos tiempos.

La ciencia y la tecnología nos ponen frente al reto de utilizar nuevas maneras de aprender. Los avances científicos, las noticias de lo que ocurre en el mundo y la diversa información le pueden llegar a las personas casi inmediatamente, tanto, así que el desafío ahora, es aprender a discriminar, a organizar y analizar la información. Desde esta perspectiva los y las estudiantes tienen que ser mucho más activos por que tienen la necesidad de analizar críticamente la información que les llega, reconociendo lo verdadero de lo falso y lo trascendente de lo secundario.

Esta nueva manera de acceder a la realidad a través de la tecnología (Internet, medios de comunicación, etc.) cambia muchas cosas, inclusive nuestra forma de estudiar y aprender.

El aprendizaje es una actividad en la que cada uno debe ser capaz de desarrollar sus propias técnicas y estrategias, adecuadas a su forma de ser, a sus posibilidades y necesidades. Por ello, antes de iniciar cualquier tarea, debes considerar tres aspectos:

a) Tus características personales, es decir, qué objetivos, propósitos y expectativas tienes frente al trabajo que estás realizando o quieres realizar.
b) Tu motivación: ¿Cuánto te interesa el tema que vas a tratar?
c) Los conocimientos previos que tengas del tema que estás abordando: ¿Qué sabes sobre el tema, qué más necesitas saber…, dónde y cómo puedes obtener esa información?

Además, será de gran ayuda aprender a ser conscientes de la forma se planifican las tareas, evaluara si se está haciendo bien, o averiguar por qué no están saliendo como uno quiere. En este proceso, será importante también, conocer algunas técnicas o herramientas como subrayar, tomar apuntes, resumir, etc. Que ayudan a analizar y sistematizar, algunas de las cuales revisaremos más adelante.

Retener la información adecuadamente supone hablar de la memoria. Esta es la facultad de retener imágenes, experiencias, sentimientos o ideas en ausencia de las fuentes que les dieron origen. Sobre la memoria y los estudios se ha hablado mucho. Hay que tener claro, que no se trata de memorizar cosas que no se entienden repitiendo mecánicamente, sino más bien, de usarla como herramienta de aprendizaje, de manera comprensiva. La memoria comprensiva es aquella que puede relacionar, asociar y conservar conocimientos.

Para que nos resulte más sencillo analizar la información es necesario saber organizarla, algunas técnicas que pueden ayudar son: tomar apuntes, subrayar, resaltar, hacer esquemas, etc.

El subrayado. Consiste en trazar líneas o signos debajo de aquellas palabras o ideas que consideramos importantes. Si lo hacemos correctamente, podremos recuperar la información sólo leyendo aquello que hemos subrayado. Esta es una t♪0cnica que mejora con la práctica.

Ventajas. Ayuda a conservar la información para luego poder repasarla. Te resultará más fácil el análisis y síntesis de la información, al haber resaltado los aspectos más importantes. Con el entrenamiento, mejora la atención y concentración.

Tomar apuntes. Es registrar por escrito la información principal de forma reducida y ordenada, respetando el sentido del mensaje para luego reconstruirlo en forma personalizada.

El resumen. Es un escrito breve en el que se condensa sólo las ideas o rasgos principales. Debe ser coherente. Se puede obtener un buen resumen, utilizando aquello que hayas subrayado, o de los esquemas realizados. Es importante que tu resumen tenga sentido y claridad. Selecciona la idea más importante para que sea el título de tu resumen.

Los esquemas. Son una forma de organizar y representar gráficamente la información importante, presentan los datos de forma clara y sencilla. Permite entender a simple vista la estructura de la información. El esquema presenta en orden de importancia, las ideas principales, la información secundaria y los detalles.

Los mapas conceptuales. Son una forma de organizar y representar gráficamente la información de manera clara, indicando las relaciones que hay entre las partes. Sirven para representar el contenido de un tema y permiten comprenderlo y analizarlo mejor. Esta formado por conceptos y enlaces.